Noticias

Hemoparasitos

Hemoparásitos: Alerta Garrapatas!

Desde hace ya algunos años al hablar de garrapatas no solo nos preocupan sus picaduras y los cuadros de anemia que pueden causar las infestaciones masivas, sino que cada vez es mayor la preocupación que ocasionan al ser transmisoras de microorganismos que parasitan la sangre del animal picado (hemoparasitosis). Si bien en el mundo se registran numerosas enfermedades, incluso de importancia en salud humana por tratarse de zoonosis, en nuestro medio las que se presentan con mayor frecuencia y año tras año de manera creciente son: Hepatozoonosis, Babesiosis, Ehrlichiosis.

Cabe destacar que un mismo animal puede contraer simultáneamente más de una hemoparasitosis ( Ej: Hepatozoon + Ehrlichia; Ehrlichia + Babesia), situación que empeora su pronóstico.

Estas enfermedades son de amplia distribución en zonas tropicales y subtropicales ( donde el clima es confortable para el desarrollo de garrapatas); con el cambio climático y la migración de mascotas por el mundo desplazados principalmente por sus dueños, cada vez se encuentran más casos en nuestro país dado que estas condiciones favorecen su propagación.

¿Qué signos puede mostrar un animal infectado?

 Los signos y síntomas pueden ser muy variados incluso depende del estadío o forma de presentación de la enfermedad; entre los más frecuentes podemos mencionar:

  • Fiebre
  • Letargia
  • Vómitos
  • Linfoadenopatía ( Ganglios aumentados de tamaño)
  • Mucosas pálidas, anemia
  • Hemorragias
  • Dolores musculares y/o articulares
  • Ictericia (coloración amarillenta)
  • Pérdida de peso
  • Hepato y Esplenomegalia ( Hígado y Bazo aumentados de tamaño)

¿Cómo se diagnostican?

El punto de partida es concurrir al médico veterinario de cabecera ante el primer síntoma o infestación con garrapatas.

El diagnóstico se establece a través pruebas de laboratorio, en algunos casos pueden confirmarse por observación microscópica de muestras de sangre (se prefieren muestras de sangre capilar periférica, de preferencia punción auricular) y también para Babesia y Ehrlichia existen pruebas serológicas. Cabe destacar que muchas veces estas pruebas pueden arrojar resultados Falsos Negativos y requieren ser repetidas si el cuadro clínico y las imágenes lo justifican.

Es muy importante establecer el correcto diagnóstico y tratamiento, se trata de enfermedades de curso a veces crónico que pueden comprometer la vida de las mascotas hasta provocarles la muerte. Es por ello que animales diagnosticados y tratados pueden requerir controles periódicos debido a que estos agentes pueden generar alteraciones incluso en médula ósea y desencadenar a futuro desde leucemias hasta aplasia medular.

El tratamiento en general suele ser ambulatorio vía oral, pero en algunos casos pueden requerir hospitalización y transfusiones de sangre.

Lo más importante!: ¿Cómo cuidar a nuestras mascotas de estas enfermedades?

Así como para evitar contagiarnos Dengue recurrimos a repelentes y fumigaciones para combatir y evitar ser picados por los mosquitos, en este caso debemos evitar por todos los medios que nuestras mascotas sean afectadas por las garrapatas.

Las garrapatas están ampliamente distribuidas en parques, jardines, campos, galpones, patios, etc y pueden permanecer latentes, como larvas, de un año al siguiente hasta encontrar las condiciones ambientales requeridas de temperatura y humedad para completar su ciclo biológico.

Es fundamental no esperar encontrar garrapatas en nuestra mascota para comenzar a utilizar un producto; si entendemos que estas graves enfermedades se contagian a través de su picadura, o en el caso de la Hepatozoonosis que se produce por ingesta de la garrapata, es simple entender que no debemos esperar que sean picados.

Si bien existen productos en comprimidos muy efectivos en el volteo y muerte de garrapatas, NO son repelentes, esto significa que la garrapata para morir debe si o si picar al animal, acción necesaria para actuar como vector de estas enfermedades.

Por lo tanto recomendamos utilizar productos que no solamente actúen en el volteo de garrapatas sino también que sean efectivos repelentes para evitar que los animales sean picados.

Para ello existen diferentes productos:

Soluciones: Son líquidos que deben prepararse en la dilución indicada por el laboratorio fabricante y aplicados sobre el manto del animal. Suelen tener un muy buen poder de volteo y repelencia, pero su poder residual es de corto plazo.

Spot-on (pipetas): Son de muy fácil aplicación, en general su poder residual es de 4 semanas (considerar que puede acortarse si en ese período el animal es bañado ).

Collares: También son de muy fácil colocación, suelen ser efectivos, pero su tiempo de recambio varía según el producto.

Spray: Son muy buenos repelentes y una opción incluso para reforzar cualquiera de las otras presentaciones cuando sabemos que el animal se va a exponer a un ambiente potencialmente infestado de garrapatas.

CONCLUSIONES: Para prevenir el contagio de estas enfermedades debemos evitar exponer a nuestras mascotas a las garrapatas, para ello deben utilizarse productos repelentes principalmente cuando la exposición a espacios u otros animales potencialmente infestados sea inevitable. En caso de animales ya afectados por garrapatas deberá consultarse con un Médico Veterinario para establecer cuál será el tratamiento más adecuado según el caso.

Cuando se trate infestaciones severas incluso en el mismo hogar, es particularmente necesario el tratamiento reiterado del ambiente.

 

Véase también

    Top